Tras una romántica cena y un paseo a la luz de la luna, él hinca la rodilla. Ella se lleva las manos a la cara, emocionada. Pronuncia la clásica frase y saca un pequeño estuche del bolsillo de la chaqueta. Las luces de la ciudad hacen brillar el diamante, que nunca más salió del estuche… Porque ella no lleva joyas. Una lástima gastarse miles de euros en un anillo que nunca se usará, ¿no os parece?

Se trata de algo cada vez más habitual. Muchas mujeres no se sienten cómodas luciendo en sus dedos un anillo de compromiso clásico, ya que un diamante no pega con su estilo o vestimenta de día. Por ello, está cada vez más de moda que quienes quieran pedir en matrimonio a su pareja adquieran un bolso de piel de lujo como regalo de pedida.

La primera ventaja es la enorme posibilidad de uso. Un bolso puede usarse a diario, con multitud de looks, combinado para que destaque como complemento principal o bien como punto de contraste en un conjunto más desenfadado.

Además, adquirir un complemento de piel de calidad significa que se podrá usar mucho más tiempo sin que se deteriore tanto como otro de imitación o de peor calidad. Tiene un coste más alto, pero su vida útil es muchísimo más larga.

De hecho, si un bolso de lujo se cuida como es debido, puede pasar de generación en generación, ¡como si fuera un objeto de coleccionista! Y no hay nada más cotizado que los bolsos de firma de temporadas anteriores que se siguen recordando como míticos.

Imagina que, tras haberlo recibido como regalo de pedida, puedes dejarle en herencia a uno de tus hijos ese bolso, depositario de tantos recuerdos y momentos especiales, para que le siga acompañando el resto de su vida.

Se trata de complementos diseñados en los mejores ateliers del mundo, creados por artesanos, siempre con la mejor materia prima. Objetos exclusivos rebosantes de moda, elegancia y sofisticación.

Elegir un regalo así es elegir arte. Quizás sea un regalo distinto, con un punto atrevido, pero no deja de ser clásico y eterno. Así que desde Timbrados Rubio os animamos a que expreséis vuestro amor a través de la piel.