Entre extasiados y exhaustos. Así podríamos definir nuestro estado actual tras pasar dos intensas semanas primero en Première Vision en Paris y después en Lineapelle en Milán, dos encuentros profesionales cruciales en nuestro sector.

Podemos definirlas sin duda como un auténtico éxito. Volvemos a España llenos de ilusión, fuerza y ganas de seguir esforzándonos, porque hemos comprobado por nuestros propios ojos que todo el trabajo anterior que hemos hecho ha dado resultados incluso más allá de lo que podíamos imaginar.

Hemos registrado más de quinientas visitas de clientes si sumamos las dos ferias, el doble que el año pasado. Estamos muy orgullosos de nuestro equipo, de cómo su talento y su empuje increíble nos han llevado a semejante éxito, ¿es o no es para estar felices?

Aunque éramos un equipo de diez personas trabajando en el stand, hubo momentos en los que teníamos que hacer un verdadero esfuerzo para poder atender a todo el mundo, porque nuestro espacio estaba lleno de visitantes. 

Además, no solo se trata de cantidad de visitas, sino también la calidad de las mismas. Nuestro sector es muy competitivo y cada avance implica gran esfuerzo, inversión y trabajo. Por ello, que clientes que antes no nos tenían en cuenta no solo pasen por nuestro stand, sino que quieran conocer con detalle nuestro trabajo y se queden entusiasmados con nuestras creaciones, es algo que nos llena de satisfacción.

Sin duda, volvemos a Alicante inspirados, ilusionados y agradecidos por los cumplidos que recibimos durante las dos ferias por parte de clientes y visitantes. Es la constatación de que el trabajo bien hecho siempre tiene recompensa y así se hace mucho más fácil afrontar los retos que vengan.

Muchas gracias a todos los que con su talento, creatividad y ganas han conseguido que cosechemos este éxito. Estas experiencias nos hacen soñar con llegar todavía más lejos. Y son sueños los que nos han llevado hasta aquí, así que para nosotros, nada es imposible. Gracias de verdad.

Post relacionados